Dedicamos una sesión de formación interna al síndrome del empujador

Dedicamos una sesión de formación interna al síndrome del empujador
mar

2

2018

Dedicamos una sesión de formación interna al síndrome del empujador

Esta patología se produce como consecuencia de una mala interpretación de la verticalidad corporal y se da entre el 10 y el 35% de las personas que han sufrido un ictus

 

En el Hospital Beata María Ana (Madrid) continuamos desarrollando una vez al mes sesiones de formación interna. La última de ellas fue esta vez impartida por Adrián Valadés García, fisioterapeuta de nuestra Unidad de Daño Cerebral, que nos habló sobre el ‘síndrome del empujador’.

empujador

El conocido como ‘síndrome del empujador’ es una patología poco conocida que aparece entre el 10 y el 35% de las personas que han sufrido un accidente cerebro vascular. En estudios con resonancia magnética funcional se observaron pacientes con hemiparesia con y sin síndrome empujador y se comprobó que aquellos empujadores tenían en común la lesión de la parte posterolateral del tálamo (Karnath 2001), siendo más frecuente en las lesiones del hemisferio cerebral derecho con presencia de heminegligenica.

Adrián Valadés explicó al resto del equipo que este síndrome se produce como consecuencia de una mala interpretación de la línea media corporal, es decir, el paciente considera su cuerpo vertical cuando está inclinado unos 20° hacia el lado parésico. Esta alteración tiene un elevado impacto en la recuperación motora del paciente por lo que es necesario aprender a realizar un correcto manejo de la misma, tanto por parte de los terapeutas como por parte de las personas cuidadoras y la familia. Los pacientes con síndrome empujador, a diferencia de los “no empujadores”, para evitar la caída no llevan el peso de su cuerpo hacia el lado no hemiparésico sino que empujan con su lado menos afecto hacia el lado hemiparésico. Además, muestran una resistencia activa cuando otra persona trata de corregir su postura hacia una posición vertical. Por tanto, durante la terapia es necesario proporcionar al paciente las informaciones sensoriales apropiadas para que sea capaz de reorganizar su representación interna y su orientación espacial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

En danocerebral.es usamos cookies; recogemos datos de manera automatizada, mediante cookies propias y ajenas y otros elementos de almacenamiento local y de sesión.

Si pulsas "ACEPTAR" entendemos que aceptas la instalación de las cookies necesarias para permitir el correcto funcionamiento del sitio, para recordar el lenguaje que has elegido y las cookies que aceptas, y para obtener estadísticas anónimas sobre el uso del sitio.

Además, usamos otras cookies que nos permiten ofrecerte determinadas funcionalidades y mostrarte contenidos añadidos, como vídeos o audios. La ley nos obliga a pedirte permiso para instalar estas cookies, y puedes dárnoslo pulsando en el enlace "Configuraciones" de la parte inferior. Ese enlace te permite también rechazar las cookies o algunas de ellas.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

When you visit any web site, it may store or retrieve information on your browser, mostly in the form of cookies. Control your personal Cookie Services here.

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios