Rehabilitación del ictus con Armeo®

Armeo Spring
jul

23

2012

Rehabilitación del ictus con Armeo®

La Unidad de Daño Cerebral del Hospital Carmen de Valencia acaba de adquirir el exoesqueleto para la rehabilitación del miembro superior Armeo®, un sistema intensivo para realizar ejercicios terapéuticos funcionales en un entorno de realidad virtual. La plasticidad neuronal se mantiene aun cuando se ha sufrido un daño cerebral. Armeo® se sirve de esta capacidad del cerebro de establecer nuevas conexiones para neurorrehabilitar las funciones perdidas en la extremidad superior mediante un brazo ajustable que ofrece ejercicios intensivos, repetitivos y orientados a tareas concretas dentro de una amplia área de trabajo en tres dimensiones.

La UDC del Centro Sociosanitario Nuestra Señora del Carmen utilizará desde ahora este sistema dentro de su programa de rehabilitación de la extremidad superior, concretamente para conservar y restaurar las habilidades motoras, lo que implica aprender nuevos procesos de movimiento y mejorar la coordinación. Armeo® contribuirá a evitar que los pacientes pierdan capacidad en los músculos de sus miembros paréticos a causa de la falta de uso y de efectos secundarios como la espasticidad o desequilibrios articulares. Esta herramienta, además, ayuda a aumentar el rango de movimiento activo, la fuerza y la resistencia, y facilita la iniciación de movimiento del paciente así como el incremento del movimiento selectivo.

Entrenamiento activo

Hocoma lanzó al mercado esta plataforma a mediados de 2007. La compañía suiza de tecnología médica incluye productos diferentes, diseñados para las distintas etapas del proceso de recuperación. El robot instalado en Valencia, de la serie Spring, dispone de ejercicios funcionales, de motivación y juegos que simulan las actividades de la vida cotidiana.

Las tareas son repetitivas pero el feedback que ofrece es motivador y gratificante. Los niveles de dificultad se pueden ajustar de acuerdo a las necesidades y progresos de los pacientes. La estructura, a modo de esqueleto exterior, está conectada a un software que soporta el peso del brazo y contrarresta el efecto de la gravedad, de manera que incluso los pacientes más severamente afectados pueden practicar los ejercicios para recuperar y mejorar el control motor.

Evaluación precisa

Los terapeutas han de explicar a aquellas personas con hemiplejia debido a un accidente cerebrovascular, una lesión traumática u otros trastornos neurológicos a comprender en qué consiste la terapia. La información que los pacientes reciben sobre cómo desempeñan los ejercicios les ayuda a lograr mayor número de repeticiones, y esto conlleva resultados más rápidos y mejores.

Las herramientas de evaluación incluidas en el software de Armeo® permiten un seguimiento preciso de progreso de rehabilitación del paciente a través de una base de datos para la gestión de los objetivos de terapia individual y de evaluaciones de la capacidad específica de cada paciente para moverse, tendiendo en cuenta: la distancia de alcance, el tiempo de reacción, la velocidad de movimiento, la coordinación entre las extremidades durante los movimientos activos, la fuerza isométrica generada en una posición estática, etc.

Esta terapia funcional se basa en tareas específicas. La motivación y la implicación del paciente son factores clave para conseguir una rehabilitación satisfactoria.

• Los terapeutas escogen dentro de una amplia gama de ejercicios funcionales para alcanzar y agarrar objetos.

Los terapeutas diseñan programas de entrenamiento individuales para cada paciente, es decir, fomentar determinados movimientos.

• El paciente realiza la secuencia de ejercicios determinada en un modo de autoaprendizaje. Todos los ejercicios se realizan en un entorno de entrenamiento en realidad virtual que muestra el rendimiento del usuario.

Los datos de rendimiento quedan archivados en el ordenador y los profesionales pueden utilizarlos para supervisar, evaluar y documentar los progresos de los pacientes.

El equipo está concebido para la rehabilitación de adultos y adolescentes a partir de 12-14 años. La edad no es lo más relevante ya que el exoequeleto puede ajustarse a las medidas de los usuarios: longitud del brazo, 220-310 mm; longitud del antebrazo desde el codo hasta el eje del agarre, 292-394mm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>