Importancia de la bipedestación y marcha

 

De la necesidad de ayudar a nuestros pequeños pacientes surge la idea de unir dos ayudas técnicas diferentes: el dispositivo de movilidad UPSEE y el sistema dinámico que favorece el control cefálico HEADPOD 

Autora: Irma García

Fisioterapeuta pediátrica

Unidad de Rehabilitación Infantil Aita Menni (Bilbao)

Recuperar en lo posible la posición vertical es uno de los objetivos de nuestros programas de rehabilitación infantil. La bipedestación, propia del ser humano, consiste en mantener una postura erecta sobre los pies. Y si bien la marcha es un proceso complejo, los terapeutas buscamos siempre que el niño camine, aunque sabemos que no siempre será posible que lo haga por sus propios medios. Para ello contamos con la ayuda de diferentes productos de apoyo.

Hemos de estimular bipedestación y marcha porque su función aporta unos beneficios claros en diferentes aspectos:

-        Activa el sistema circulatorio.
-        Impulsa el peristaltismo, mejorando el tránsito intestinal.
-        Mejora la propiocepción en extremidades inferiores.
-        Reduce el riesgo de subluxación de caderas.
-        Mejora del control postural y equilibrio: el control de tronco y el control cefálico.
-        Mejora la capacidad visual al aumentar el campo visual.
-        Previene alteraciones músculo-esqueléticas.
-        Previene la osteoporosis.
-        Mejora del sistema cardiorrespiratorio.
-        Mejora en el ánimo y autoestima del niño.
-        Redunda en mayor integración social.

upsee

En algunas ocasiones, sobre todo en niños nivel IV y V en la GMFC (discapacidad motora grave en la Gross Motor Function Classification), se requiere de ayudas técnicas que nos permitan facilitar la marcha, alinear pies, facilitar el control cefálico…

En el mercado contamos con una amplia gama de soluciones. Sin embargo, el ingenio de los papis muchas veces es fundamental para dar con la solución que mejor se adapta a las necesidades de un peque en especial.

Nuestro ejemplo habla de esto: del ingenio para unir dos ayudas técnicas diferentes, como son el UPSEE y el HEADPOD.

El UPSEE es un dispositivo de movilidad que  facilita la marcha por medio de unos arneses que unen el cuerpo de una persona adulta con el del niño.

Son necesarios tres requisitos fundamentales para su uso:

1 -        Que el niño realice control fisioterápico y esté incorporado en un programa de bipedestación y/o marcha.

2 -        Para garantizar la seguridad del niño y del adulto, los hombros del peque deben estar por debajo del ombligo del adulto, de lo contrario, existe riesgo de lesiones en la espalda del adulto y no aportamos la estabilidad necesaria al niño.

3 -        Que tanto el adulto como el niño sean capaces en bipedestación de mantener la verticalidad.

Nahia Zarraga, en el CENER Aita Menni, probando Headpod

El HEADPOD es un sistema dinámico que favorece el control cefálico. Está indicado principalmente para niños con hipotonía de cuello.

brida

De la necesidad de ayudar a nuestros pequeños pacientes surge la idea de unir estas dos ayudas técnicas. Y por medio de una sencilla brida, gracias a la estrecha colaboración con Pedro, el papá de Iris, ¡¡lo conseguimos!!!

  1. me gustaría saber mas sobre rehabilitación, trabajo en un gimnasio de rehabilitación neurológica y muscular, soy profesor de educación física

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>