La Red Menni de Daño Cerebral ante la crisis del COVID-19

Aplicamos un plan de actuación coordinado para ofrecer atención a todos los pacientes y personas usuarias que tuvieron que confinarse en sus domicilios. Todos aprendimos a hacer reuniones por videoconferencia y nos familiarizamos con plataformas cuyas utilidades han sido uno de los grandes descubrimientos durante este período. Hoy nos hemos acostumbrado a guardar distancias, a trabajar con mascarillas, batas, guantes y a higienizar los espacios entre sesiones de trabajo. Mientras, continuamos pendientes de la evolución de la pandemia y de la adaptación de las medidas que las autoridades establezcan para todas las actividades profesionales.

 

Escrito por:

José Ignacio Quemada, psiquiatra y responsable de la Red Menni de Daño Cerebral 

La segunda semana de marzo de 2020 toda España fue tomando conciencia de que algo extraño estaba ocurriendo. En la mente de todos nosotros pugnaron impulsos, ideas y emociones contradictorias: la inercia por mantener las rutinas habituales, el miedo al contagio por un virus desconocido, las preguntas acerca de los límites razonables de la prudencia y el temor a que se estuviera exagerando son algunos de los ejemplos. Se comenzaron a cancelar nuestros desplazamientos por motivos profesionales y se empezaron a generalizar las reuniones por videoconferencia. Los pacientes de nuestros Servicios ambulatorios empezaron a cancelar las sesiones, algunos pacientes de los centros de día dejaron de acudir y los equipos comenzamos a diseñar algunas nuevas formas de trabajar que incluían la distancia social. El sábado 14 de marzo el Gobierno de España decretó el Estado de alarma en todo el territorio y aceleró la toma de conciencia de que entrábamos en un nuevo tiempo, y que no iba a ser posible ignorar, a ningún nivel de nuestras vidas sociales, la pandemia que la OMS había declarado el 11 de marzo de 2020. Nos comenzamos a familiarizar con conceptos epidemiológicos, indicadores y nuevos acrónimos, de manera especial, los EPIs.

 

En los Servicios de la Red Menni las primeras consecuencias asistenciales fueron el cierre de los centros de día y de los Servicios de rehabilitación ambulatoria. De forma paralela los Servicios de hospitalización se vieron afectados de diversas maneras. En Madrid el Hospital Beata María Ana fue integrado transitoriamente en la red pública y estuvo en la primera línea de la respuesta a las personas infectadas por el coronavirus. La Unidad de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias no dejó de prestar servicio en ningún momento pero muchos de sus profesionales tuvieron que apoyar al resto del hospital o actuar como auxiliares de enfermería ante la escasez de ese tipo de recursos. La escasez de EPIs en las primeras semanas y el consiguiente temor y estrés fueron un problema importante durante el primer mes tras la declaración del Estado de alarma. Una parte del Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid también fue utilizada por el Sacyl para atender a pacientes neumológicos. La Unidad de Hospitalización de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni, en Mondragón (Gipuzkoa), dobló su capacidad hasta llegar a los 40 pacientes ingresados contribuyendo así a aliviar la carga de los hospitales públicos.

Respuesta coordinada

En paralelo a las respuestas locales, especialmente intensas en los servicios de hospitalización, los equipos responsables de los distintos Servicios de la Red Menni iniciamos un plan de actuación coordinado para ofrecer atención a todos los pacientes y personas usuarias que habían tenido que recluirse en sus domicilios. Los pilares de esta actuación consistieron en el mantenimiento del contacto telefónico con todos los pacientes y usuarios, la detección de situaciones de especial vulnerabilidad, la oferta de rehabilitación no presencial y la creación de materiales que pudieran utilizarse on-line. Todos los responsables locales organizaron el contacto con los equipos que habían tenido que quedarse en sus casas. Todos aprendimos a hacer reuniones por videoconferencia, nos familiarizamos con Lifesize, vídeo WhatsApp, Zoom y otras plataformas cuyas utilidades han sido uno de los grandes descubrimientos durante el período de confinamiento. El 15 de marzo los responsables de los Servicios compartimos un primer plan de actuación y se creó un grupo de WhatsApp para mantener un contacto ágil. Desde entonces se han redactado varios comunicados describiendo el desarrollo del trabajo y difundiendo buenas prácticas locales para que pudieran ser aprovechadas rápidamente por todos los Servicios. Para tener una idea de los materiales creados baste con señalar que entre el 18 de marzo, fecha en que publicamos el primero de los contenidos con referencia a la pandemia (Afrontamos el coronavirus con formas de atención alternativas), y el 29 de mayo se produjeron y publicaron 24 vídeos en nuestro canal de YouTube -más de 3 horas de minutaje en conjunto-, 9 artículos técnicos y casi 40 noticias de gran contenido asistencial acompañadas de más de una decena de dosieres de ejercicios. Participaron profesionales de todas las disciplinas y de todos los centros de la Red Menni. Algunos ejemplos de estos materiales son:

El aprendizaje en el uso de plataformas de videollamada, las experiencias de videoconsultas y rehabilitación on-line, especialmente intensa en logopedia, y la disposición de tutoriales propios y ajenos, ahora ya más organizados, nos sitúan ante la posibilidad de desarrollar un nuevo producto para nuestra cartera de Servicios, la telerrehabilitación de personas con daño familiar. En este período también hemos sido conscientes que este es un nicho no ocupado en España pero que ya ha sido desarrollado en otros países como Italia.

Estamos en plena fase de reapertura de los Servicios ambulatorios y planificando cómo abrir los centros de día en junio o en setiembre. En los Servicios ambulatorios se están utilizando protocolos que regulan la distancia social, el reforzamiento de la higiene de personas y espacios, así como el uso de EPis y formas de identificación de personas de riesgo. Vamos seleccionando qué prácticas son compatibles con la actividad y cuáles no. Nos hemos acostumbrado a trabajar con mascarillas, batas, guantes y a higienizar los espacios entre sesiones de trabajo. Nos encontramos con nuevos problemas como que la toma de temperatura arroja muchos falsos positivos en días de canícula, o que las pantallas pueden lesionar a los niños que vienen a neurorrehabilitación. La recuperación de los niveles de actividad ambulatoria se antoja lenta y complicada. Las nuevas formas de trabajar enlentecen los procesos y reducen la capacidad máxima de los Servicios. Estamos pendientes de la evolución de la pandemia y de la adaptación de las medidas que el Gobierno y las autoridades implanten para todas las actividades profesionales.

Una breve crónica de lo ocurrido durante este período no puede ignorar la dolorosa pérdida de dos compañeros. Aurelio Capilla, director médico del Hospital Beata María Ana, falleció como consecuencia de la infección del coronavirus. Él participó en el desarrollo del Servicio de Daño Cerebral en Madrid y acercó el Servicio al mundo del seguro médico. Juan Carlos Griñón, gerente del Complejo Acamán, de Tenerife, que sufrió un grave y a la postre fatal problema de salud durante este mismo período. Quienes le tratamos guardamos un recuerdo muy especial; era un hombre optimista, enérgico, gran líder de Hermanas Hospitalarias en las islas Canarias y firme defensor de la unión en torno a este proyecto que es la Red Menni de daño cerebral. Para ambos un recuerdo muy sentido, y nuestra firme voluntad de dar continuidad a los proyectos en que participaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

head

En Dañocerebral.es usamos cookies

Utilizamos cookies propias técnicas y cookies de terceros con fines analíticos. Sólo en el caso de que nos autorice, clicando en el botón “ACEPTO”, procederemos a la configuración y utilización de éstas últimas. Si lo desea, puede rechazar su configuración clicando en el botón “DECLINO”, siendo, en este caso, sólo instaladas las cookies técnicas. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

When you visit any web site, it may store or retrieve information on your browser, mostly in the form of cookies. Control your personal Cookie Services here.

These cookies are necessary for the website to function and cannot be switched off in our systems.

In order to use this website we use the following technically required cookies
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios