Vídeo. Trasferencias: cómo pasar de la cama a la silla de ruedas.

Las lesiones en las regiones frontales y parietales del cerebro suelen provocar debilidad en la parte del cuerpo contraria a la del hemisferio cerebral lesionado. Así, son frecuentes las hemiplejías (parálisis de la mitad del cuerpo) y las hemiparesias (pérdida de fuerza y destreza en la mitad del cuerpo).

Vamos a levantar de la cama a alguien que ha sufrido un ictus. Como siempre, decimos, en primer lugar preparamos el entorno. Después, como veremos, hay distintas posibilidades:

Giro pasivo con una persona

Colocaremos la silla de ruedas en el lado menos afecto, junto a la cama a unos 85º de ángulo. Aseguraremos las ruedas y retiraremos el reposabrazos de ese lado y los reposapiés para que no molesten. Generalmente realizaremos la transferencia por su lado “sano”, excepto en casos que se indique lo contrario o en espacios reducidos donde no haya opción.

Prepararemos a la persona, calzada y dándole un poco de tiempo para que se acostumbre a estar sentada si acaba de incorporarse. Los pies estarán apoyados en el suelo y estará sentada al borde de la cama, con 2/3 del fémur por fuera de la cama. Podemos elevar la cama sobrepasando la altura de la silla de ruedas ligeramente, para que facilite el paso a la silla.


Después debemos prepararsenos nosotros. Nos colocaremos de frente, pero dejándole espacio para poder moverse. Aquí existen muchas variantes. Se pueden colocar las manos en los glúteos, en los pantalones, una mano en el hombro y la otra en glúteo o pantalón, según la comodidad del asistente. En este caso colocaremos nuestras manos en los omoplatos, por debajo de las axilas o por encima de los hombros según nuestra propia altura. Es importante recordar que nunca le agarraremos del brazo, ya que por la tracción podemos dañar el hombro. Si colocamos los brazos por debajo de las axilas también debemos evitar elevar nuestros brazos para no dañar sus hombros.

Luego, pediremos al paciente que coloque su mano sana sobre nuestro el hombro. Debemos evitar que coloque su mano en nuestro cuello o nos tire del brazo porque podríamos lesionarnos. Desde esa posición llevaremos el tronco del paciente hacia delante hasta que su nariz sobrepase los dedos de sus pies y su zona glútea se separe del colchón. Giraremos nuestros pies sosteniéndola hasta que alcancemos la posición correcta para sentarla.

Dos personas y apoyo podal

Si la persona colabora menos, se necesitarán dos personas para trasladarla a la silla. Cada asistente se colocará en un lado del paciente. Colocará una mano por debajo de la axila hacia el omoplato y la otra hacia la cinturilla del pantalón y se ejecutará el mismo movimiento que antes.

Dos personas y sin apoyo podal

En el caso de que no tenga suficiente actividad para apoyar los pies y mantenerse semilevantado y no haya opción de utilizar una grúa, se realizará el traslado con dos personas y sin apoyo de los pies.  Cada uno de los asistentes se colocará en un lado, pondrá una mano por debajo de la axila hacia la cinturilla del pantalón del lado contrario, cruzando brazos con el otro ayudante. La otra mano se colocará por debajo de la rodilla. Después se elevará a la persona girando hacia la silla, tal y como vemos en el vídeo, sin grandes aspavientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>