Vídeo. Cómo vestirse con hemiplejia u otras enfermedades neurológicas

 

Con frecuencia, a las personas con discapacidad les cuesta vestirse. Pueden tener problemas para seleccionar las prendas adecuadas, para orientarlas con respecto al cuerpo, para diferenciar el derecho del revés, dificultades motoras y de destreza para manipular la ropa… Según los datos que manejamos en la Red Menni, una de cada cuatro personas con daño cerebral adquirido es dependiente a la hora de vestirse.

En el mercado, existen algunas prendas para facilitar el vestido, como capas de usuarios de sillas de ruedas, sacos para las piernas, monopiezas de camiseta y pantalón, bragas con cierre de velcro, zapatillas sin cordones… También encontramos algunos productos de apoyo para facilitar esta tarea, por ejemplo, calzadores de medias y calcetines, calzador alargado, tirador de cremallera, abotonadores, etc.

Pero hay consejos que pueden facilitar mucho esta tarea a las personas que han sufrido un ictus, un TCE o que tienen otro tipo de discapacidad neurológica. Veamos algunos de los que citamos en este vídeo:

  • Ante todo hemos de evitar lesiones: nunca tiraremos de los miembros afectados sino de la ropa.
  • Utilizaremos velcros y prendas amplias y abiertas, blusas o camisas, mejor que polos.
  • Dependiendo de las dificultades que tengamos, colocaremos la prenda sobre el propio cuerpo o sobre una mesa. Si se trata de una mujer empezaremos por el sujetador. Se recomiendan sostenes deportivos.
  • Como regla general el brazo afecto se viste primero, y se desviste el último.

 

Este método es menos confuso para un paciente con alteración sensitiva y atencional. Aprenderemos a abotonar y usar la cremallera en sesiones individuales, ya que se precisa tiempo y destreza para el manejo con una sola mano.
En el caso de una camiseta:

  • Pondremos la prenda situando la etiqueta entre las piernas y mirando hacia el suelo.
  • Aconsejamos anteriorizar el tronco para intentar dirigir el brazo entre las piernas y así evitar tirones.
  • Metemos el brazo afectado, la cabeza y el otro brazo. Luego acomodamos la prenda.
  • Para el desvestido, primero sacaremos la cabeza tirando desde la etiqueta, es decir, desde la nuca hacia delante, después el brazo afecto y por último el sano haciendo pequeñas sacudidas.

De todos modos, es más fácil vestirse con prendas abiertas y no cerradas. En el caso de una chaqueta, nuevamente localizaremos la etiqueta y la colocaremos sobre la rodilla de la pierna afecta, de tal manera que la manga del brazo afecto quede entre las piernas. Primero introduciremos el brazo afecto, después cogemos la prenda por el cuello (etiqueta), giramos la prenda hacia la nuca y termino de meter el brazo sano. El desvestido de estas prendas es igual que el de las prendas cerradas.

Desde la Fundación Pita López nos comentan en Facebook que las personas con problemas para orientar las prendas, en general personas con lesiones en el hemisferio derecho, también pueden probar a introducir primero el brazo sano, luego la cabeza y por ultimo el brazo afecto. Creemos que los comentarios de pacientes y profesionales son una magnífica fuente de sugerencias e ideas, los estudiaremos para seguir publicando guías y vídeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>