La importancia de la psicoterapia en la rehabilitación del daño cerebral

La importancia de la psicoterapia en la rehabilitación del daño cerebral
oct

29

2015

La importancia de la psicoterapia en la rehabilitación del daño cerebral

José Ignacio Quemada en la XIV Reunión Anual de la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría: “La rehabilitación del daño cerebral no debe limitarse a un programa de recuperación física, motora o del lenguaje”

El doctor Quemada, director del Servicio de Daño Cerebral del Hospital Aita Menni y de la Red Menni de Daño Cerebral, pronunció una conferencia en la que subrayó que la rehabilitación del daño cerebral no debe limitarse a terapias para restablecer “lo físico”. La rehabilitación integral de las personas con una lesión cerebral requiere de la contribución de diversas técnicas psicoterapéuticas, no ha de conformarse con un programa de recuperación física, motora o del lenguaje. Aspectos de la mente humana como las facultades intelectuales, las emociones y conductas habituales también se ven alteradas, provocando cambios en el proyecto de vida de una persona y en su entorno más cercano.

La psicoterapia promueve cambios o modificaciones en el comportamiento, en la salud física y psíquica, y el bienestar mediante técnicas psicológicas que usan la palabra. En el caso del daño cerebral se trata de un proceso, principalmente de reaprendizaje y adaptación, para que el paciente recupere las habilidades o las aprenda a compensar. Así lo explicó el doctor José Ignacio Quemada en la última Reunión anual de la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría, que se celebró en Vitoria los días 22 y 23 de octubre.

psicoterapia

El doctor Quemada puso el foco en el “enorme impacto psíquico” del daño cerebral y en la “importancia” de desarrollar un abordaje psicoterapéutico para las personas afectadas. “Daño cerebral y psicoterapia no forman un maridaje habitual. Se tiende a relacionar la psicoterapia con la depresión, con los trastornos de alimentación, con las fobias. Estamos muy poco acostumbrados a relacionar la psicoterapia con enfermedades neurológicas graves como puede ser el daño cerebral”, remarcó.

De esta forma, José Ignacio Quemada incidió en que el daño cerebral afecta a múltiples áreas e hizo hincapié en que afecta “de una manera muy sustancial a todas capacidades psíquicas del ser humano que nos definen como personas, que se ven alteradas, y que modifican por tanto la identidad de la persona, su proyecto vital y la red de contactos que tiene con el entorno familiar y social más cercano”. “Hay muchos más motivos para tener en cuenta la psicoterapia en el daño cerebral que otras de sus aplicaciones más tradicionales. La psicoterapia en el daño cerebral ha de ayudar a conseguir una rehabilitación cognitiva según la posibilidad del paciente, a modificar conductas disfuncionales, a reestructurar la vida de la persona afectada y a mejorar el control de los impulsos”, afirmó.

El daño cerebral afecta al órgano que sustenta nuestra identidad. Si algo tan sustancial como es el cerebro se ve afectado, los profesionales de la psique no podemos quedarnos al margen. No tenemos recursos neuroquirúgicos o farmacológicos que restauren esa identidad, por lo tanto, si vamos a ayudar a esas personas a construir un horizonte vital, de esperanza y de felicidad, no podemos ignorar las técnicas que tienen como herramienta principal la palabra”, concluyó el director de la Red Menni.

Nacho-Quemada

¿Cómo ayuda la psicoterapia en la rehabilitación del daño cerebral? 

Rehabilitación cognitiva, tanto restauradora como compensadora

En ocasiones, la rehabilitación buscará la recuperación de la función a través de la ejercitación repetida de una capacidad mermada (restauración) mientras que en otras se dará la capacidad por permanentemente dañada y se buscará la autonomía a través de ayudas externas y modificaciones ambientales (estrategias compensatorias). 

Técnicas conductuales

Otro grupo de manifestaciones del daño cerebral son las alternaciones de la conducta.  Hay dos grandes tipos de alteraciones:

-          1) Por ausencia de conductas, destaca aquí la apatía.
-          2) Por presencia de conductas inapropiadas, la desinhibición y la impulsividad son ejemplos de este grupo.

La incorporación de una estructura diaria para las apatías y el entrenamiento en autoinstrucciones para la impulsividad son algunos de los ejemplos de técnicas que ayudan en estas situaciones. 

Reconstrucción de la identidad y de un proyecto de vida

Toma de conciencia, duelo por las pérdidas de capacidades, aceptación de una nueva situación y reconstrucción del proyecto de vida son pasos que requieren de un acompañamiento psicoterapéutico que nos puede facilitar esa compleja evolución. 

Psicoterapia para la familia

El familiar cercano es desde los primeros momentos la persona que se ve sacudida con mayor brusquedad por el súbito cambio. Va a requerir información acerca de lo que le pasa a su ser querido, entrenamiento en habilidades de manejo de problemas de movilidad, alimentación o interrelación y apoyo psicoterapéutico para reubicarse y volver a tejer las relaciones con esta persona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>