Eficacia del tratamiento fisioterápico tras la resección de un subependimoma


abr

26

2012

Eficacia del tratamiento fisioterápico tras la resección de un subependimoma

Teresa Devís, fisioterapeuta de adultos en la Unidad de Daño Cerebral del Hospital del Carmen, de Valencia, habla de la eficacia del tratamiento fisioterápico tras la resección de un subependimoma en el XIV Congreso Nacional de Fisioterapia

La fisioterapia neurológica ocupó su lugar en el XIV Congreso Nacional de Fisioterapia que se celebró los días 26 y 27 de abril en el Palacio de Congresos de Madrid. En esta edición, además de las tradicionales mesas redondas, se celebraron seminarios de práctica profesional, simposios y comunicaciones en formato oral o cartel.

La fisioterapeuta Teresa Devís, que desempeña su trabajo dentro de la Red Menni de Daño Cerebral en el Hospital del Carmen, de Valencia, expuso un póster con un caso clínico para evaluar la eficacia del tratamiento fisioterápico individualizado, siempre dentro de un marco multidisciplinar, en las secuelas establecidas tras la resección tumoral en fase subaguda de un subependimoma.

Los subependimomas son neoplasias benignas de crecimiento lento que se desarrollan en estrecha relación con el sistema ventricular. Son frecuentemente asintomáticos y predominan en varones de mediana edad. Suelen diagnosticarse cuando presentan clínica por expansión intracraneal. El tratamiento de elección suele ser la resección.

Se presenta el caso de un paciente de 61 años que fue intervenido de un subependimoma intraventricular en asta frontral del ventrículo lateral izquierdo en noviembre de 2009. Al inicio de tratamiento se observa una severa afectación de casi todas las funciones cognitivas, lo que limitaba un trabajo selectivo. Por ello, desde el área de fisioterapia se inició un trabajo en búsqueda de reacciones automática. Se escogió la sedestación erguida como punto de partida, con el fin de: crear un tono postural de base, aumentar la extensión axial mediante la verticalidad y favorecer la aparición de reacciones de apoyo en miembros inferiores.

A pesar de demorarse 11 meses el inicio del tratamiento, se observaron cambios significativos en el control postural, transferencias y equlibrio, tanto en sedestación como en bipedestación. La mejora en funciones cognitivas, como la atención y la comprensión, facilitó una mayor colaboración del paciente en su proceso rehabilitador, logrando mayor autonomía en sus actividades de la vida diaria y funcionalidad en su contexto habitual.

Antes del tratamiento, entre otros aspectos, el paciente mostraba síndrome de inmovilidad, hemiplejia derecha con severa hipotonía y requería la ayuda de dos personas para todas las transferencias. En la actualidad requiere mínima asistencia durante las transferencias, mantiene sedestación estable con adecuada alineación, consigue bipedestar e inicia la deambulación asistida.

 

Eficacia del tratamiento fisioterápico tras la resección de un subependimoma

  1. Mary Jurado Rodas:
    mayo 12, 2012 at 2:24 am

    Muy buen trabajo. Y por ello hago las siguientes preguntas y aprovechar sus experiencias.

    El trabajo interdisciplinario trae problemas y de que tipo.

    Las alteraciones cognitivas del paciente cómo son manejadas por el fisioterapeuta en su tratamiento correspondiente.

    El aspecto funcional cómo lo manejan interdisciplinariamente la fisioterapia con la terapia ocupacional.

    Agradecimiento de antemano por sus respuestas.
    Mucho gusto

    Mary

  2. Estimada Mary:

    Nuestros profesionales opinan que trabajar en un equipo multidisciplinar tiene muchas ventajas. No obstante, pasamos tu comentario a la propia fisioterapeuta Teresa Devis para que pueda responderte personalmente.

    Un cordial saludo y muchas gracias por ponerte en contacto con nosotros

  3. Teresa Devís:
    mayo 24, 2012 at 6:29 pm

    Hola Mary:
    En primer lugar, agradecer tu comentario y disculparme por la demora.
    Respecto a las preguntas que nos formulas:
    Uno de los aspectos que se pretendía poner de manifiesto en este trabajo es la necesidad y los beneficios que conlleva el tratamiento multidisciplinar. Como bien sabes, tras una lesión cerebral, el paciente puede presentar alteraciones muy diversas que requieren del abordaje de diferentes profesionales. Yo, personalmente, como fisioterapeuta puedo tener nociones generales sobre alteraciones del lenguaje o alteraciones cognitivas, pero nunca podré abordarlos como lo hace un logopeda, un neuropsicólogo o un terapeuta, porque no tengo su formación. El hecho de contar con un equipo multidisciplinar permite un trabajo holístico e integral de los déficits y las necesidades que presente cada paciente de forma individual. Cada profesional, en caso de que sea necesario, puede dar pautas al resto del equipo sobre cómo abordar alteraciones específicas durante la terapia, por tanto te brinda la oportunidad de aprender cada día de tus compañeros y al final procurar una mejor atención a tus pacientes. Por tanto, sólo veo aspectos positivos en el trabajo multidisciplinar, además tengo la suerte de trabajar en un equipo en el que me siento muy a gusto y al que valoro en gran medida.
    Por lo que comentas sobre las alteraciones cognitivas, desde el área de fisioterapia son manejadas bajo las pautas de neuropsicología.
    Y el trabajo entre terapia ocupacional y fisioterapia se basa en la comunicación continua y la puesta en común de los objetivos de tratamiento en pro de la funcionalidad del paciente.
    Espero haber contestado a tus preguntas.
    Un saludo,
    Teresa Devís

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>